Rosquillas de anís

Cómo hacer rosquillas de anís caseras

Rosquillas de anís

Un dulce de toda la vida, que pasa de generación en generación. ¿Quién no recuerda las cosquillas de su madre, o de su abuela? Mezclar todos los ingredientes, darles forma con las manos y freírlas en abundante aceite, el proceso está claro y las ideas son muchas. Elabora todas las versiones de este dulce tan añorado.

Y nos quedamos con todo lo dulce, después de las cosquillas, podemos preparar croissant caseros y untarlos con mermelada casera hecha por nosotros mismos. Pero no es lo único que se puede hacer con el hojaldre, esta idea también resulta muy fácil de hacer, al igual que otros postres que no requiere de cocción.

También podríamos hacer algo más elaborado, como una tarta, esta es especial a los 3 chocolates. Y por supuesto, no puede faltar la de zanahoria (desde tartazanahoria.com).

Rosquillas de anís fritas

Todos, quien más o quien menos, hemos probado alguna vez las rosquillas de anís, buen porque nos la hicieran nuestras abuelas o nuestra madre. Es uno de los dulces más tradicionales de los fogones españoles y que os vamos a enseñar a hacer en esta entrada, de una forma clásica, friéndolas.

Por su alto contenido calórico no es una elaboración como para desayunarla o merendarla todos los días, pero de vez en cuando nunca está de más darse un capricho.

Rosquillas de anís fritas

Si quieres aprender a prepararlas necesitarás estos ingredientes:

  • 400 gramos de harina (tamizada)
  • 1 huevo de tamaño grande.
  • 250 gramos de azúcar blanquilla.
  • 125 mililitros de anís.
  • Media cucharadita de levadura química.
  • 125 mililitros de aceite de oliva virgen extra suave (0,4º)
  • Azúcar blanquilla para espolvorear.
  • Aceite de girasol para freír.

Modo de elaboración

Con la ayuda de un tamiz o un colador de gran tamaño, tamizaremos la harina para evitar que cuando estemos preparando la mezcla de las rosquillas se formen grumos.

En un bol grande mezclaremos el huevo, el aceite de oliva, el anís y el azúcar blanquilla. Es muy importante que lo batamos hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Podemos ayudarnos de unas varillas de repostería o utilizando las varillas de la batidora, pero a velocidad media, para evitar salpicaduras.

Cuando esté completamente disuelto el azúcar iremos incorporando la harina tamizada junto a la levadura mientras seguimos removiendo constantemente para evitar la formación de grumos. En el momento en el que nos cueste mucho trabajo seguir con las varillas, podemos hacerlo manualmente, para lo que debemos enharinarnos las manos para que no se nos pegue la masa.

Al finalizar, lo taparemos, meteremos el bol en la nevera y lo dejaremos reposar una hora. Pasado ese tiempo echamos abundante aceite de girasol en la sartén y la ponemos a fuego medio.

Mientras tanto iremos formando las rosquillas haciendo tiras largas de unos 2 o 3 centímetros de grosor y uniendo sus extremos formando un círculo. Esta masa la echaremos cuando el aceite esté bien caliente.

Las rosquillas aumentarán de tamaño y se irán poniendo doradas, momento en el que tendremos que sacarlas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite de la fritura y espolvorearemos la rosquilla con azúcar por encima para que tanto el calor como el aceite de la rosquilla haga que se derrita y se adhiera.

Acabaremos la tanda de rosquillas, dejaremos enfriar y ya estarán listas para su consumo.

Consejos

En esta receta, es mejor utilizar aceite de girasol para freír las rosquillas dado que es más neutro, es decir, que no deja tanto sabor como si las friésemos en aceite de oliva. Lo que nos interesa es que sepan a la masa y al anís, no a aceite.

Si se quiere dar un toque diferente, podemos cambiar el azúcar blanquilla de la cobertura por azúcar glas.

Más Rosquillas de anís

Rosquillas con naranja y anís

Las rosquillas de anís son típicas de nuestra región, pero al regusto de anís se le puede añadir un sabor a naranja, que combina muy bien. Con los licores, los granos y la cáscara, obtendremos un sabor muy potente en nuestras rosquillas.

Por el licor, no son rosquillas aptas para niños, por lo que si queremos dárselas tenemos que eliminar el licor. Y para decorarlas, igualmente vale azúcar glas o glaseado, pero no recomiendo canela, pues sería una mezcla de sabores que no quedaría bien.

Leer completo

Rosquillas de anís caseras

Aunque las rosquillas de anís suelen hacerse en unos 50 o 60 minutos aproximadamente (sin contar el tiempo que debería reposar la masa para que la levadura hiciese su trabajo), nosotros queremos proponerte una forma diferente de hacerlas de una forma que no te llevará tanto tiempo, con lo que podrás preparar una merienda en menos tiempo del que te imaginas.

Es ideal para cuando no se tienen demasiados conocimientos de cocina, se quiere hacer algo rápido para la merienda o cuando no se tienen muchas ganas, sencillamente.

Leer completo

Rosquillas de anís Thermomix

Con Thermomix siempre es todo más fácil porque podemos hacer infinidad de recetas sin necesidad de ensuciar muchas cosas en la cocina y además es más rápido y los resultados son estupendos. ¿Se puede pedir más?

En esta entrada vamos a daros la receta para que podáis hacer unas deliciosas rosquillas de anís de una forma muy sencilla, para que no tengáis excusa para no prepararlas.

Leer completo

Rosquillas de anís con chocolate blanco

Aunque las rosquillas de anís más conocidas siempre han sido las que solo llevan azúcar como cobertura exterior, hoy en día han proliferado un gran número de alternativas diferentes como por ejemplo las que os proponemos en esta entrada, rosquillas de anís con cobertura de chocolate blanco.

Se trata de una de las muchas variedades diferentes de rosquillas que podemos hacer y que sorprende desde el primer bocado gracias al estupendo maridaje entre el chocolate blanco y el resto de ingredientes.

Leer completo

Rosquillas de anís al horno

Las rosquillas de anís son uno de los clásicos del recetario español, elaboración que hacían nuestras abuelas y a su vez sus madres y sus abuelas. Nos encontramos con una dulce preparación que tiene tanto éxito que no es extraño que en tiendas gourmets en países extranjeros podamos llegar a encontrarlas empaquetadas.

Pero no hace falta irse a ningún lado para degustarlas, podemos hacerlas en casa de una forma tan fácil como la que vamos a compartir con vosotros en esta entrada:

Leer completo

Rosquilla de anís con miel

Todo el mundo conoce las rosquillas de anís y también las habrá probado, desde la receta más tradicional a las más modernas y actuales como las que llevan ingredientes como el zumo de naranja o una deliciosa cobertura de chocolate, casi como si fuese un donuts, aunque con una elaboración más tradicional.

Si quieres probar las tradicionales rosquillas de anís pero con un toque especial como el que le aporta la miel, te invitamos a que continúes leyendo porque vamos a compartir contigo la receta de cómo se hacen.

Leer completo

Estas son unas sugerencias perfectas para elaborar un postre ideal para llevar a una barbacoa este verano.